Playas de Valencia
Costa Valenciana

Llega el momento de abandonar por fin el estrés del día a día, las interminables horas de oficina y los atascos, los humos y pitos de la gran ciudad. Para los que no tienen la suerte de disfrutar de unas vacaciones alejados de todo lo que quieren olvidar cuanto antes, siempre queda la posibilidad de disfrutar de las opciones que nos ofrece nuestra capital. Y una de esas posibilidades son las playas, ese lugar donde desconectar de todo y simplemente dejar pasar el tiempo disfrutando de la suave brisa y de un refrescante baño en nuestras aguas. En una ciudad cada vez más abierta de cara al mar, nuestras costas se han convertido en el mayor reclamo y las gentes de todas las procedencias acuden a nuestras playas con la intención de disfrutar de su estancia en Valencia. Seguro que no les será difícil.

Las playas de la capital son las Arenas y la Malvarrosa y están perfectamente comunicadas a través de una amplia red de accesos con el centro de la ciudad a través del transporte público.

El Paseo Marítimo es el nexo de unión de estas playas metropolitanas. Esta avenida peatonal cuenta con unas espléndidas instalaciones y ha pasado a ser en una de las zonas de ocio preferidas tanto por los valencianos como por los visitantes. Su amplia oferta en cuanto a restauración se refiere, propone al turista un abanico inmenso a la hora de elegir donde tomar un refrigerio a la orilla del mar. Son muchos los restaurantes que tienen en la paella su plato principal y, si sabemos elegir, podemos degustarla de muy buena calidad a un precio asequible.

Son muchas las instalaciones lúdicas y deportivas que encontramos a lo largo del paseo y de las playas. Campos de voleibol, parques infantiles, etc..., conforman una amplia posibilidad para los jóvenes que no se conforman tan sólo con tumbarse en la arena. Durante las noches estivales, las playas se convierten en un goteo constante de gente que encuentra aquí una forma de huir del asfixiante calor veraniego. Son muchos los puestos ambulantes que se ubican en el paseo.

En la playa de la Malvarrosa encontramos la Casa-Museo de Vicente Blasco Ibáñez, que está recientemente rehabilitada y en la que podemos hacer un alto en el camino para trasladarnos a la época de la Valencia de nuestro ilustre escritor.

Al norte de la ciudad tenemos dos playas más, que forman parte del municipio de Alboraya, famoso por su riquísima horchata. Estas dos playas son la Patacona y PortSaplaya.

Hacia el sur nos encontramos con la tranquila playa de Pinedo con multitud restaurantes típicos de gastronomía valenciana donde poder saborear todas las especialidades de arroces posibles. A continuación, la playa de El Saler, que ostenta el galardón europeo de la Bandera Azul por sus aguas claras y el perfecto estado de su arena. También encontramos en esa zona la playa de la Devesa que junto a la de El Saler está situada en un entorno de dunas y pinares que la protegen de los vientos de poniente, presentan el aliciente añadido de estar situadas en uno de los entornos naturales más ricos del litoral, el Parque Natural de la Albufera. Son dos playas bellísimas, de arena fina y aguas transparentes.

No debemos dejar de lado el moderno y rehabilitado puerto de Valencia que tras la America 's Cup, pasa a ser un centro turístico de visita ineludible.

Además de disfrutar del sol y el baño, las playas de Valencia presentan una oferta de actividades muy variada: 15 km . de playa son el escenario perfecto para la práctica del windsurf, vela ligera y crucero en el club náutico; golf a la misma orilla del mar en uno de los mejores campos de Europa -El Saler- y, a escasos metros de éste, un complejo lúdico permite montar a caballo, jugar al tenis y al frontón o recorrer los canales de la Albufera a bordo de tradicionales embarcaciones.

Playas

Playa de las Arenas

De arena fina y dorada, es una playa de carácter urbano, un extenso paseo marítimo con numerosos y amplios locales. Su nombre viene dado por el antiguo Balneario de Las Arenas, actualmente convertido en un hotel, que suponía un lugar de encuentro para la burguesía valenciana de finales del siglo XIX y finales del XX.

 

Playa de la Malvarrosa

Consta del mismo tipo de arena que la anterior ya que son contiguas. La playa de la Malvarrosa es la playa urbana por excelencia de Valencia. Su nombre, así como el barrio situado junto a ella, data de 1848 y se debe a Félix Robillard, jardinero mayor del Botánico. La playa, que en los tiempos antiguos era utilizada para desembarcar la pesca y el intercambio de comercio, se fue convirtiendo en lugar de descanso de la burguesía valenciana. Entre sus ilustres veraneantes se encontraban Sorolla y Blasco Ibáñez. Al igual que las Arenas, dispone de puestos de socorrismo y una zona adaptada para el baño de las personas de movilidad reducida.

Playa de Pinedo

Playa de arena fina dorada y dunas, aguas tranquilas y oleaje moderado, ocupación media, delimitada hacia el interior de arrozales. Cuenta con un paseo. A lo largo de sus tres kilómetros se encuentran chiringuitos, bares y restaurantes, el agua es apta para el baño y está acondicionada con duchas.

Existe una zona libre habilitada para el nudismo.

Playa de El Saler

Es sin duda la playa de mayor calidad y la bandera azul que año tras año obtiene así lo atestigua. La característica principal de esta playa es su entorno natural, sus dunas, su arena fina, y su gran extensión.

Playa de la Devesa

La playa, de casi cinco kilómetros de longitud, es de arena fina y dorada. Su mayor atractivo es su extraordinario entorno natural, ya que se encuentra ubicada, al igual que las playas de Pinedo y de El Saler, en el Parque Natural de la Albufera.

Playa Recatí

Al sur de la gola de La Albufera , es una playa tranquila y de arena fina. Es una playa urbanizada que aunque pierde su encanto natural dispone de muchos servicios, tanto en vigilancia como sanitarios, siendo también una playa accesible para los minusválidos.

Pertenece al Parque Natural de la Albufera , siendo ésta una extensión del la playa de la Devesa.

SUBIR