Lagunas de Ruidera

Parque Natural situado en la comunidad de Castilla la Mancha repartido entre los municipios de Ruidera , Argamasilla de Alba y Villahermosa en la provincia de Ciudad Real y Ossa de Montiel en la de Albacete.

El parque lo forman un conjunto de 15 lagunas situadas longitudinalmente a lo largo del valle separadas entre sí por barreras de formación tobacea que forman cascadas o arroyos que enlazan cada laguna superior con la siguiente inferior. También forma parte del parque natural el embalse de Peñarroya.

Dentro de los límites del parque se encontran también el castillo de Peñarroya, las ruinas del castillo de Rocafrida, la famosa cueva de Montesinos donde Cervantes hizo pasar una noche a Don Quijote y la casa del Rey en el pueblo de Ruidera.

Vegetación

Con una superficie de 3.772 hectáreas, una longitud de veintiocho kilómetros y un descenso, de la primera a la última, de 120 metros, los terrenos del parque se distribuyen, principalmente, entre los términos municipales de Ossa de Montiel y Ruidera . Cerca de la laguna de San Pedro y del camino que lleva a la ermita del mismo nombre, se encuentra la Cueva de Montesinos , también inmortalizada por Miguel de Cervantes . Muy próximos se encuentran los restos del llamado Castillo de Rochafrida .

El parque dispone de un conjunto de comunidades vegetales típicamente meseteñas entre las que dominan los encinares, que conviven con sabinos, olmos, álamos y un denso matorral compuesto por coscojares, aliagas y espinos. Además, debido a las influencias combinadas de los climas mediterráneo y continental, es un destacado punto de encuentro de numerosos animales, sobre todo, aves acuáticas - ánade real, pato colorado, focha común, somormujo, porrón moñudo - y gran cantidad de rapaces, anfibios, avutardas y sisones

Remontando el curso del agua, se puede ver el castillo de Peñarroya , situado entre Argamasilla de Alba y Ruidera , de origen musulmán y construido sobre el pantano del mismo nombre. Es un enclave ideal para contemplar la transición entre el paisaje del Campo de Montiel y la llanura manchega. Dejando a un lado las lagunas Cenagal y Coladilla, aparece el pueblo de Ruidera , donde se encuentra la Cascada del Hundimiento y donde desemboca el agua que corre de laguna en laguna. Al otro lado de la carretera, la laguna del Rey abre el camino para bordear el resto: Colgada , Batana , Salvadora , Lengua , Redondilla , San Pedro , Tinaja , Tomilla , Conceja , Blanca y La Nava.

 

Accesos
Las Lagunas de Ruidera se encuentran en el límite entre las provincias de Ciudad Real y Abacete. Para acceder a ellas, lo mejor es llegar a la población de Manzanares, limítrofe con la carretera nacional N_IV Madrid-Cádiz y desde allí desviarse hasta el destino por la N-430